Emprendimiento Integral y desarrollo de conciencia

espirales.jpg

En algún momento en mi trabajo en procesos de formación de emprendedores, me di cuenta que desarrollar la conciencia es un proceso de emprendimiento.

En un sentido tradicional, emprender es iniciar alguna acción en pos de un objetivo. Por lo tanto desarrollar la conciencia, es generar acciones para acceder a niveles más elevados de conciencia.

El tema es que para el sentido común hablar de conciencia es hablar de un espacio casi esotérico donde se mezcla la religiosidad, lo espiritual, el new age, seudociencias y una serie infinita de concepciones y entenderes, que terminan llevando el término a un lugar poco digerible, poco creible y poco alcanzable.

El sentido común sobre la conciencia atenta sobre el desarrollo de la misma.

Me ha pasado muchas veces tener que explicar que cuando estamos hablando de conciencia estamos hablando de algo mucho más básico y a la vez más profundo. Es necesario encontrar el lenguaje en que el mundo racional se encuentre con una palabra-devenir contra el cual ha puesto toda su maquinaria dualista.

relojraroraro.jpg

Pero ¿qué implica desarrollar la conciencia?, ¿cuales son los costos de no desarrollarla?

Existen muchos estudiosos del tema. El trabajo desarrollado por Jean Gebser, por Claire Gravesy sus discípulos Don Beck y Chris CowanCarl Jung y otros han mostrado niveles o estados desde los cuales emerge un tipo particular de conciencia, y por lo tanto de tipos de interacciones, relaciones y valores.

Desarrollar la conciencia es avanzar en esos niveles, los cuales se van trascendiendo hacia estados de mayor complejidad, y también hacia estados de mayor integración.

Mientras más se avanza, más integral es la mirada, mayor el trasfondo de confianza y menor el del miedo. Y la literatura del management ya lleva años señalando el valor de la confianza organizacional como posibilidad contextual del desarrollo.

No desarrollarla implica sostener estructuras de miedo, donde fundamentalmente el Ser se entiende desde la perspectiva "yo no soy el otro", por lo tanto en oposición, donde sus valores son antagónicos a los de otros que habitan en otros paradigmas. En fin, la génesis del sufrimiento de la humanidad, del tipo iglesia-ciencia, ecología-empresa, individuo-comunidad, verdad absoluta-verdad contextual.

El desarrollo integral cambia los "o" de esas premisas por "y". Emprender integralmente sería generar procesos de desarrollo hacia esa integración. Buscando generar sistemas organizacionales innovadores y con foco en resultados, donde las personas que participan tienen la posibilidad de desplegar y desarrollar sus dones y competencias en un contexto de respeto, confianza e impecabilidad en los compromisos..... y siempre en Beta.

Por eso el Emprendimiento que propiciamos en la Plataforma Áurea no es de cualquier tipo. Es Integral.

 

PD. Cuesta encontrar en la web imágenes vinculadas al concepto conciencia, que no sean ángeles, delfines, cuarzos... me acordé del post que escribió Carlos González en la Plataforma Áurea donde hablaba de vaciar de significado el emprender.

|

Comentarios

Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar